Los enfermeros han ganado peso al cambiar el modelo: de curar a cuidar

Los 25.000 enfermeros valencianos están de celebración: el Consejo de Enfermería de la Comunitat Valenciana celebró ayer su 25 aniversario. Su presidente, José Antonio Ávila, explica cómo ha cambiado la profesión y qué retos afronta.

¿Los enfermeros ya se han hecho mayores?
Sí. Hace 25 años la enfermería empezaba a dejar de ser una profesión auxiliar dependiente de otro colectivo para nacer como profesión con autonomía propia, con competencias propias y capacidad de decisión. Eso se ha consolidado gracias al desarrollo de la Atención Primaria, que ha cambiado el paradigma del curar por el de cuidar. Prevención de la enfermedad, promoción de la salud, educación en hábitos saludables. Eso ha hecho que la enfermería gane peso.

¿Y qué toca celebrar?
Que enfermería ha ganado mucho protagonismo sanitario y que ha asumido nuevas competencias.
Por ejemplo:
Estamos asumiendo toda la gestión de los enfermos crónicos en una sociedad envejecida donde cada vez hay más patologías que no se curan y se necesitan más cuidados. Ahí, la enfermería tiene un papel fundamental.

¿Y qué han ganado los pacientes con esta evolución de la profesión?
Han ganado en calidad de atención, en una atención más especializada, en seguridad. Además de la profesión y el sistema sanitario, el usuario ha sido el gran beneficiario de este cambio. Por ejemplo, se han habilitado en los centros de atención la consulta de enfermería a demanda, donde el personal puede ir a la enfermera a consultar cualquier problema de salud. Además de poder ir al médico, ahora puede ir a la enfermera.

Habla de “enfermeras”. ¿Ha cambiado la proporción entre sexos?
Sí, ahí la profesión ha dado un giro total. Actualmente, en la C. Valenciana hay unos 25.000 enfermeros, de las cuales el 87 % son mujeres. Es un colectivo donde predomina el sexo femenino. Por eso, en el argot hablamos de enfermera y no de enfermero. Mira: enfermería es una fusión de tres profesiones de finales del XIX: practicante, enfermera y matrona. En 1953, esos títulos independientes se unificaron en el título de ATS. Hasta ahí había más hombres. Pero cuando el título entra en la universidad en 1977, las mujeres empezaron a ganar terreno.
La crisis ha obligado a sacar de residencias a muchos mayores, que vuelven a ser cuidados por sus familiares. Aconséjeles.
Primero, que no se asusten: la asistencia del futuro pasan por un mayor protagonismo del entorno familiar. Segundo, que pregunten sus dudas a las enfermeras. Y tercero, que se ayuden de las nuevas tecnologías para ampliar sus conocimientos sanitarios. Vamos hacia una sociedad del cuidado, donde habrán muchos mayores de 70 años pluripatológicos y polimedicados. La enfermera es pieza clave para ayudar a los cuidadores familiares a proporcionar una atención de calidad.

¿Qué retos tiene la profesión en la Comunitat Valenciana?
Por ejemplo, que se pongan en marcha todas las unidades docentes para las siete especialidades que tiene la profesión, y que haya más plazas catalogadas para especialistas (sólo las matronas las tienen). También hace falta una normativa de bioseguridad que proteja al trabajador, pues los pinchazos y cortes con material potencialmente contaminador están a la orden del día.

¿Qué le diría al ejército de enfermeros en paro?
Que busquen trabajo más allá de las dos grandes ofertas laborales: hospitales y centros de salud. No sólo hay trabajo en la sanidad pública. También hay empleo en la sanidad privada, en el extranjero (cada vez más frecuente por las enfermeras valencianas), la docencia, la investigación o incluso en una consulta propia de atención a la sociedad.

Noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>